Federico Hermosel, Apol·lònia Julià, Pere Bennàssar, Magdalena Llompart, Erik Monreal, Azucena López, Javier Hernández, Vero Rosselló, Miquel Valens y Mercè Garcia. | Lydia E. Larrey

0

Más de un centenar de graduados sociales colegiados de Baleares se reunieron en el hotel Nixe Palace de Cala Major con motivo de su cena anual a la que también asistieron representantes del mundo laboral, académico, social y jurídico. Durante el encuentro, que ha cumplido este año su vigésimosexta edición, el colectivo reconoció la entrega a la profesión del graduado social y también profesor de la Universitat de les Illes Balears Llorenç Amengual, otorgándole el Premio Erga Omnes. Como es tradicional, durante la velada también se procedió a distinguir a los colegiados que durante este año han cumplido 15 años de colegiación, como es el caso de Eva Pavón, Bárbara Tous y Margarita Verger, mientras que Eduardo Álvarez lo fue por estar inscrito desde hace 25 años. Francisco Bonnín recibió la insignia de oro que impone el Colegio de Graduados Sociales a los que cumplen 35 años de ejercicio de la profesión.