Previous Next
0

La pintora llucmajorera Cati Aguiló inauguró su obra el pasado fin de semana con motivo de la Fira de Llucmajor. Para la artista, esta es una cita ineludible con su tierra y sus paisanos, a los que recibió en su visita al local de la calle Bisbe Txaquet junto a su marido, Gaspar Oliver. A pesar de que solo duró tres días, numeroso público acudió a ver la veintena de obras de temática variada realizadas al óleo, donde Cati demuestra un año más su predilección por las marinas y los frutos de otoño. En ellas se pueden ver las de Cala Santany y Cala s'Almonia, sobresaliendo entre las demás la obra principal donde plasma árboles en su plenitud otoñal flanqueando el torrente de Son Marc de Pollença. El tema floral también está presente en la obra, con profusión de flores de almendro, mimosa y de Navidad, donde hace gala de un gran dominio del color blanco. Y ya que estamos en otoño, resaltaban, entre puntillas y manteles muy típicos, los membrillos y los cestos de setas mallorquinas, con su propio color.