0

La noche del pasado viernes día 24 fue la de la solidaridad en el restaurante Can Arabí de Binissalem. Organizada por la Associació d'Amics del Poble Saharauí de les Illes Balears y con la asistencia de numerosos representantes políticos y sociales, se celebró una cena solidaria a beneficio de este pueblo solo en apariencia olvidado. Y solo en apariencia, porque más de 200 invitados asistieron a la cita, que lleva ya varios años celebrándose en distintos escenarios de las Islas para recaudar fondos para las actividades de esta asociación en la zona del Sahara. Al margen de los objetivos directos de esta cita, también la cena se organizó con el fin de dar a conocer un año más la campaña Vacances en Pau, como destacó la presidenta de la entidad, Catalina Rosselló. Con esta campaña se ofrece la oportunidad a los niños de estos campamentos del Sahara de pasar unas semanas alejados de conflictos y dificultades gracias a la hospitalidad de algunas familias. Este año, como tantos otros atrás, la asociación espera que la colaboración sea muy alta.