Previous Next
0

La galería Espai d'Art 32 de Pollença ha tenido entre sus muros las obras de Miquel Segura durante el mes de diciembre. Segura es un autor prolífico, incansable, que aborda muchos ámbitos de creación siempre con un toque personal que convierte sus obras en inconfundibles. Para esta muestra ha seleccionado una serie de lienzos con el blanco como color primordial, un color que en sus manos pierde la neutralidad y exhibe una gama de matices e intensidades muy amplia.

La escultura también está presente con algunas piezas, pero su verdadera apuesta en esta ocasión es la de reivindicar una de sus pasiones, la cerámica, como una disciplina fuerte, a la altura de cualquier otra. En la inauguración el artista estuvo acompañado de su familia y arropado por un buen puñado de artistas que nunca fallan a sus exposiciones.