Davinia, Amonet, Narumi, Kaya, Mariona Cruz, Rosa Valls, Dolunay, Midha, Nayla y Ruwaida. | Lydia E. Larrey - GABRIEL MONSERRAT LOPEZ

0

Con Benvinguda ballarina las alumnas de nivel intermedio de la Escola de Dansa Oriental Mariona Cruz realizaron su primera intervención en solitario sobre el escenario de la Sala Palmanova, un momento cargado de simbología ya que no es hasta ese momento cuando reciben su nombre como bailarinas.

Fue durante una gala que quisieron que fuera aún más especial apoyando con la recaudación a la labor en Nepal de la Fundació EduQual, que vela por la educación de calidad. También quisieron celebrar el cuarto aniversario de la apertura de la escuela con una gran tarta, el broche final para una velada de danza y solidaridad.