0

Si después de una dura jornada de deporte conviene reponer fuerzas con una buena comida, imaginen después de todo un año de nordic walking. Con ánimo de cerrar un intenso y divertido curso se reunieron todos los miembros y simpatizantes de Nordic Walking Palma para celebrar su sexto año promoviendo este deporte en la isla.

Más de 170 personas acudieron a la llamada de esta entidad, que ha hecho ya de esta cena una tradición al finalizar cada temporada. En el restaurante Santi Pons de Santa Eugenia, y a la fresca de una noche que dio algo de tregua después de un día realmente caluroso, todos los invitados compartieron mesa y animada conversación.