Los escolares entregaron a Sixto López dibujos realizados expresamente para su despedida. | M. À. Cañellas

6

Sixto López Brocal, director del colegio público Jaume I, fue motivo ayer de una calurosa despedida de todos los alumnos con motivo de su jubilación.

Para esta ocasión los profesores organizaron un acto en el patio central en el que participaron alumnos de doce clases del ciclo de Primaria y seis de Educación Infantil. Todos lucieron camisetas de color blanco y rojo y los más pequeños llevaron muñequeras de color rojo que agitaron cuando levantaban los brazos al son de la canción Que canten los niños, de José Luis Perales.

Desde una balaustrada, el director, Sixto López junto con algunos profesores levantó también las manos para acompañar dicha canción. A continuación bajó hasta el patio y allí recibió  como obsequio un dibujo que sobre su persona realizaron todas las clases y fue entregado por dos representantes de cada una.

Sixto López es natural de la provincia de Murcia y lleva 38 años en Mallorca. Su primer destino fue Sóller, en el colegio público  des Puig, donde estuvo tres años. Su siguiente destino fue el colegio que hoy nos ocupa, donde ha permanecido 35 años.

El hoy jubilado director afirmó que «me siento orgullosísimo de haber sido sobre todo maestro, mucho más que el cargo de director. Mi jubilación a mitad de curso viene por haber llegado a los 60 años».