Previous Next
0

El ciclo Transferencias, comisariado por Asun Clar y Carlos Jover, llevó a la Zona Base del Casal Solleric la instalación de Lourdes Murillo La que en mi corazón ardía, en la que la secuencia de luces y sombras, el sonido de la viola y el aroma del incienso provocaron agradables experiencias sensoriales.

Mientras, desde la calle, se pudo contemplar la propuesta de Bartomeu Sastre que, siguiendo la línea evolutiva marcada, dio con La voluntad un paso adelante en el tratamiento del espacio, convirtiéndolo directamente en un escenario, una perfomance.