Previous Next
0

Isabel Guarch convirtió la Plaça del Mercat en un espectacular escenario para inaugurar su primer 'atelier'-boutique. La organización del acto, orquestado desde la misma firma, contó con la colaboración de la bodega Macià Batle, que ofreció sus mejores caldos a los más de 200 invitados.

La decoradora Nadja Rothkirch creó un mágico espacio con velas y tonos ocres en la alfombra que hacía de puente a los expositores de las colecciones exclusivas de la firma. El coreógrafo y bailarín Carlos Miró intervinó con un "pas à deux" con Verónica Luque, que lucía piezas de las colecciones Guarch.