Foto de familia de los asistentes a la cena ofrecida por Illeslex Abogados en el Monasterio de Miramar. | Esteban Mercer

0

El pasado fin de semana se celebró en Palma la fase final del I Concurso Internacional de Canto Joan Pons, que además de homenajear y reconocer la gran trayectoria del barítono menorquín tiene como objetivo estimular a nuevos artistas de todo el mundo y poner en valor la cultura de las Illes Balears. En esta primera edición han competido un total de 99 artistas de 27 países y, tras las fases eliminatorias previas en Palma, han actuado 36 cantantes.

El fin de semana quedaron los ocho finalistas: Yuliia Zasimova, Xiaomeng Zhang, Bozena Bujnicka, Chanhee Cho, Duke Kim, Hubert Kowalczyk, Aleksey Kursanov y Grzegorz Pelutis. Cada uno de ellos interpretó dos arias con la Orquestra Simfònica de Balears al completo, dirigida por Pablo Mielgo. Guillermo Dezcallar y Javier Blas han patrocinado el premio del público, y en el marco de esta colaboración ofreció el pasado sábado una cena en un lugar tan especial y emblemático como el Monasterio de Miramar.

A la cena asistieron, entre otros, el propio Joan Pons; el director de la Orquestra Simfònica de Balears, Pablo Mielgo; el director de la Coral de la UIB, Joan Company; la violinista Nina Heidenreich y los miembros del jurado del I Concurso Internacional de Canto Joan Pons: Robert Koerner (Ópera de Viena); Ilias Tzempetodinis (Ópera de Nápoles); Boris Ignatov (Ópera de Stuttgart); Olga Kapanina (Teatro Bolshoi de Moscú); Joshua Winograde (Ópera de Los Ángeles); Augusto Techera (Teatro Colón de Buenos Aires); Javier Menéndez (Teatro de la Maestranza, Sevilla); Gianluca Macheda (agente internacional); Cesidio Niño (ABAO Bilbao); Samuel Gelber (Ópera de Washington) e Isla Mundell (Ópera de Hamburgo). ¡Qué nivel!