Mar Aldeguer, al mal tiempo buena cara

| Palma |

Valorar:
Mar con Victoria de Vivero y Rosa Santana.

Mar con Victoria de Vivero y Rosa Santana.

E.M.
Esteban Mercer - Entre amigosEsteban Mercer - Entre amigos

Al mal tiempo, buena cara, dice el refrán. Y es lo que se repite todos los días Mar Aldeguer cuando sabe que es la única manera de afrontar este momento tan difícil de superar para todos. Una combinación de calma mallorquina con grandes dosis de creatividad y una extraordinaria capacidad de trabajo. La clave para poder soportar una situación que nos tiene aletargados y paralizados con la incertidumbre de cuándo va a acabar y podamos volver a vivir como antes.

Mientras tanto, ella mantiene la esperanza y no para de diseñar nuevas colecciones inspirándose en la parte positiva de cada momento. Buscando la luz y el color para que todos nos sintamos mejor, porque, aunque siempre dicen que la belleza está en el interior, también se refleja por fuera y si nos vemos atractivos y elegantes, estamos más alegres y felices. La nueva colección que está preparando va a ser unisex y hablará de amuletos con historia, medallas de plata, cadenas y unos gemelos muy especiales.

La pandemia, admitámoslo, ha cambiado todos nuestros planes y Mar ha podido pasar menos tiempo en Palma de lo que quería, pero ahora ha estado aquí organizando nuevas presentaciones, alentando y poniendo al día a sus colaboradoras, enseñándoles los misterios de algunas piedras que ha incorporado, como la Apatita azul cubierta con cuarzo incoloro, que será una de las nuevas estrellas del próximo verano y cuyo color recuerda al fondo del mar y a los dibujos craquelados que forman en la superficie los reflejos del sol.

También ha aprovechado su estancia en la Isla para reunirse con sus hermanos en la fábrica Gordiola, de la que es copropietaria y en la que están haciendo reformas para aumentar su atractivo turístico, así como de cara a unificar la artesanía del vidrio con la celebración de eventos en un espacio tan singular. Sin duda la Isla le da la vida. Sigo con la belleza en la voz y el gesto de Sebas Garreta, al que me encantó ayudar para que pudiera realizar su sesión de fotos en Can Alomar de los hoteleros Miguel Conde y su esposa Cristina Martí, dos genios de la empresa que luchan para seguir haciendo de esta Mallorca un lugar cada vez más bonito.

Comentar

Para poder comentar debes estar registrado y haber iniciado sesión.

De momento no hay comentarios.