El tribunal mantiene abierta la investigación contra Penalva y Subirán a la que le faltan algunos trámites antes del juicio. | Alejandro Sepúlveda

La Sala de lo Civil y Penal del Tribunal Superior de Justicia rechazó la semana pasada el recurso impulsado por Penalva y Subirán para, de nuevo, anular toda la causa por la sentencia del Constitucional que amparaba a dos periodistas por el caso Móviles’. El auto, dictado la semana pasada, reitera que el principal indicio contra Penalva y Subirán son los mensajes de whatsApp que provienen del teléfono móvil de un agente del Grupo de Blanqueo y que éste entregó el terminal de manera voluntaria.

Señala que tendrá que ser en el juicio donde se establezca si existe una conexión entre la entrega del móvil y el acceso a los listados de llamadas de los dos periodistas del ‘caso Móviles’. También incide en que la sentencia del Constitucional no anula los autos del juez Miquel Florit por los que incautaba los móviles sino que ordena que se permita a los dos periodistas recurrirlos. Según manifiesta la resolución, el derecho que el Constitucional declaró vulnerado fue el de la tutela judicial efectiva.

También rechaza que sea necesario devolver toda la causa al juzgado de Instrucción 12 de Palma. Argumenta que lo que ordena el Constitucional es una retroacción de actuaciones, no una nulidad y que ahora, el órgano competente es el TSJIB. La causa contra Penalva y Subirán arrancó en el año 2018 con una investigación por revelación de secretos centrada en los policías del Grupo de Blanqueo. Tras la aparición de los mensajes del grupo se elevó la competencia al TSJIB. El magistrado instructor, Carlos Gómez, decretó en un primer momento un sobreseimiento libre de todas las actuaciones, una decisión que fue después revocada por la Sala de lo Civil y Penal que sí aprecia indicios de delito en la actuación del juez y el fiscal, ambos jubilados.