Imagen del detenido en el cuartel de la Guardia Civil en Santanyí. | R.S.

Los ladrones conocían a sus víctimas. Los vigilaron y esperaron a que abandonaran la vivienda donde residían. También sabían donde estaba la caja fuerte y que en su interior había una gran cantidad de dinero en efectivo. La Guardia Civil de Santanyí ha detenido a un joven por su presunta participación en la sustracción de 15.000 euros de una vivienda situada en Cala Figuera.

La investigación continúa abierta y gracias a los datos aportados por la víctima el resto de la banda ya han sido identificados y se encuentran pendientes de detención. El plan era sencillo. Mientras uno de ellos vigilaba, los otros dos miembros de la banda accedieron al domicilio que tenían como objetivo y que conocían muy bien.

Tras acceder a la casa, los dos ladrones se dirigieron directamente hacía la caja fuerte donde con una radial de corte forzaron la puerta y sustrajeron el dinero de su interior. La víctima regentaba un negocio guardaba allí el dinero en efectivo. Los ladrones lo sabían.