La Guardia Civil arrestó al sospechoso en su vivienda de Son Verí. | OPC

La Guardia Civil detuvo el pasado domingo a un hombre, de nacionalidad alemana y 43 años de edad, acusado de abusar sexualmente a una joven camarera de un local after de Llucmajor. También se le imputa un delito de detención ilegal. El episodio se habría producido en la vivienda del varón, ubicada en la urbanización de Son Verí. El sospechoso, que pasó ayer a disposición del juzgado de guardia, se negó a declarar ante la jueza y esta ordenó su puesta en libertad con cargos. El varón, que fue asistido por el abogado Miguel Ángel Ordinas, no podrá acercarse a menos de 500 metros de la perjudicada.

Los hechos a primera hora de la tarde del domingo. Minutos antes de las 14.00 horas se recibió el aviso de una posible agresión sexual en una casa de Son Verí. Al acudir una patrulla de la Benemérita al lugar encontraron a una joven, de 23 años y nacida en Chile, completamente desorientada y con las pupilas dilatadas. La chica comentó a los agentes que trabaja en un local after de Llucmajor y que no sabía cómo había acabado en la vivienda del sospechoso, al que conocía de vista.

La denunciante se hallaba sin ropa interior y al intentar salir del inmueble el hombre se lo impidió. Esta relató a los funcionarios que es homosexual y que solo mantiene relaciones íntimas con mujeres. Los guardias civiles, tras avisar a una ambulancia para que atendiera a la presunta víctima, realizaron una inspección ocular de la habitación. Hallaron la ropa interior de la joven en el suelo y un preservativo presuntamente usado junto a la cama. Con todo ello, los agentes procedieron al arresto del sospechoso.