El imputado, en una sala de lo Penal de los juzgados de Vía Alemania.

Un juzgado de lo Penal de Palma ha condenado a un hombre, de 42 años y de nacionalidad cubana, al pago de una multa de 2.100 euros tras declararse culpable de un delito de exhibicionismo al reconocer que mostró los genitales a dos niñas que paseaban con su madre por la zona de la plaza del Olivar en marzo de 2021. El acusado, que acumula decenas de arrestos por distintos delitos, aceptó la pena tras el acuerdo de conformidad entre su abogada y la representante del Ministerio Fiscal antes de iniciarse la vista.

7 y 11 años de edad

Los hechos se remontan a las 13.00 horas. Una mujer caminaba dirección a la plaza del Olivar con sus dos hijas menores, de siete y once años de edad, cuando se cruzó con el procesado, que no conocía de nada, y este empezó a increparle y a tocarse los genitales. También hizo el amago de llevarse a la hija pequeña. En un momento dado se llegó a bajar los pantalones y le mostró el miembro ante la atónita mirada de las dos niñas al mismo tiempo que le decía «¿Te gusta, Mami?, puedes coger a las niñas porque sino las cogeré yo», le espetó a la madre.

La Policía envió al lugar a una de sus patrullas, que localizaron minutos después al sospechoso y fue detenido. Y esta no era la primera vez que acababa en los calabozos, ya que acumulaba en ese momento una quincena de arrestos por distintos delitos. Los agentes comprobaron después que se encontraba en situación irregular en España.

Inicialmente la Fiscalía pedía para el procesado nueve meses de prisión. La magistrada, tras el acuerdo de conformidad, dictó sentencia en el mismo acto.