La acusada, este martes, durante el juicio en Vía Alemania (Palma). | Guillermo Esteban

Una mujer ha sido juzgada este martes por lanzar una copa a la oreja de su pareja en la terraza de un emblemático restaurante del Paseo Mallorca de Palma. La acusada lo ha negado todo y el denunciante la ha exculpado. «Lo único que recuerdo es que cogió un vaso y me tiró el líquido. Cerré los ojos y al abrirlos tenía un corte en la ceja», ha explicado.

Los hechos juzgados ocurrieron la tarde del 20 de mayo de 2021. El hombre, un asesor fiscal, había quedado con una clienta para comer y su pareja, la enjuiciada, se apuntó.

¿Por qué se apuntó?, ¿estaba celosa?– ha preguntado el fiscal Nicolás Pérez-Serrano, que pide una condena de tres años y medio de cárcel para la procesada.

Sí. Al final no sé si fue por el alcohol, pero todo se complicó y cayeron vasos.

Yo estoy en un bar y no me caen vasos. ¿Puede ser más concreto como en su denuncia? – ha precisado el representante del Ministerio Público.

Yo cerré los ojos y pensé que me había tirado el vaso, pero ahora sé que no fue así. Debió rebotar en un pilar del Paseo Mallorca y algo me cortó.

La clienta del denunciante ha declarado que le sorprendió que su pareja acudiera a comer. «Empezó a hacer preguntas muy personales que no eran procedentes. Tuvo un ataque de celos clarísimo y en un momento dado empezaron a volar vasos contra la pared».

Las copas no vuelan. ¿Qué pasó para que hubiera una copa en el aire?– ha interrogado el fiscal.

La mujer se enfadó y un vaso rebotó en la cabeza del hombre, fue una situación muy violenta.