El varón, de 57 años, fue arrestado el pasado sábado. Foto: A. Sepúlveda

La Policía Nacional detuvo el pasado sábado a un hombre, de origen dominicano, al que interceptaron en el puerto de Palma con casi un kilo de cocaína en su equipaje nada más llegar procedente de Barcelona. En el registro de su vivienda los agentes hallaron otro kilo más de la misma sustancia estupefaciente. El juez de guardia decretó su ingresó en prisión.

Los agentes del Grupo I de la Policía Judicial, tal y como ha informado la Jefatura, venían investigando al ahora arrestado desde hacía tiempo ya que sospechaban de que podía dedicarse a introducir cocaína en Mallorca procedente de la península a través de vía marítima.

Este pasado sábado se montó un dispositivo de vigilancia en el puerto y se localizó al sospechoso. Cuando los agentes fueron a inspeccionar su equipaje el hombre les manifestó que llevaba un kilo de cocaína. Y así fue. Tras la comprobación de los funcionarios la droga dio un peso de casi 1.000 gramos.

Más tarde los policías acudieron al domicilio del detenido, que reside en Palma, y hallaron otro kilo más. El hombre, según los investigadores, se dedica al menudeo de droga en la capital balear.