La Policía Nacional ha realizado la detención. | Marta Jara

2

La Policía Nacional ha detenido a una mujer, de 41 años y nacionalidad española, por el supuesto abandono de sus dos hijos menores de edad en Palma. Los niños, en algunas ocasiones, acudían al domicilio de sus vecinos para pedir comida. El arresto se produjo el pasado miércoles después de que el padre y una de las hijas interpusieran denuncias por abandono, según informó ayer la Jefatura Superior de Policía en un comunicado de prensa.

El padre de los menores denunció que la ahora detenida, que tiene la guardia y custodia, no atendía en el cuidado y la alimentación de los hijos de ambos. El denunciante contó que los niños se quedaban solos en diversas ocasiones y que habían faltado al colegio. La hija menor de edad, según la información facilitada por la Policía Nacional, también denunció a su madre por un delito de abandono tanto a ella como a su hermano pequeño.

Los vecinos de la mujer llamaron al 091 para informar de la situación de desamparo de los dos menores, por lo que una patrulla de Atención al Ciudadano de la Policía Nacional se desplazó hasta el domicilio con urgencia y los encontró solos en la vivienda. Los agentes que se personaron en la casa en la que supuestamente vivía la mujer con sus dos hijos comprobaron que los menores se encontraban solos y al cabo de unos minutos acudió la madre. La mujer explicó a los policías que los había dejado solos un momento «puntual y breve».

Testigos

La versión de la mujer contrastaba con la de los vecinos, que aseguraron a los investigadores que era habitual que dejara a sus hijos solos en la vivienda. Los residentes contaron incluso que a veces los menores deambulaban durante altas horas de la madrugada por la calle y que acudían a casa de los vecinos a pedir comida. La Unidad de Atención a la Familia y a la Mujer (UFAM) de la Policía Nacional abrió una investigación para intentar de aclarar lo que ocurría. Los agentes llevaron a cabo una serie de gestiones y tomaron declaraciones a varios vecinos hasta que, finalmente, detuvieron a la mujer el pasado miércoles por un delito de abandono de menores.