El detenido llegó al juzgado en ambulancia. | Guillermo Esteban

25

Joseff M., holandés de 56 años, es una persona con discapacidad y va en silla de ruedas. A pesar de ello, nada le impide delinquir. Agentes del Cuerpo Nacional de Policía le detuvieron el pasado martes tras consumar un robo con violencia. Los hechos tuvieron lugar en las inmediaciones de la plaza del Olivar de Palma. En la zona, paseando tranquilamente, se encontraba una pareja de turistas de nacionalidad alemana. En un momento dado y sin venir a cuento, el ladrón se acercó hasta la posición del hombre, le propinó un puñetazo a la altura del rostro y le robó su cartera. Acto seguido, en su silla de ruedas emprendió la huida del lugar.

En ese momento se vivieron ciertos momentos de descontrol dado que nadie entendía lo que estaba sucediendo. Una persona con discapacidad huyendo a toda prisa en silla de ruedas por el empedrado del mercado con unos turistas alemanes, de 62 años, detrás de él tratando de darle alcance.

En ese instante, una patrulla de la Policía Nacional que se encontraba en la zona realizando labores de vigilancia fue alertada de esta escena y se sumó a la persecución. Cuando dieron alcance al ladrón procedieron a su detención. El hombre está acusado de un presunto delito de robo con violencia.

La peor parte se la llevó el turista germano que recibió el golpe en la cara. La víctima no paraba de sangrar de forma abundante y gritaba de dolor. Una ambulancia tuvo que trasladarlo hasta un centro hospitalario mientras que al arrestado también tuvieron que llevarlo en ambulancia porque la policía no dispone de vehículos adaptados.