Agentes de la Policía Nacional practicaron la detención de los tres acusados. | Alejandro Sepúlveda

24

Agentes del Cuerpo Nacional de Policía han detenido a los presuntos autores de un intento de homicidio en Palma. Los arrestados son tres argelinos, de 21, 24 y 34 años, acusados de perseguir armados con navajas y cuchillos a un hombre por las calles de Son Gotleu. Una vez que le dieron alcance, no dudaron en acuchillarlo y provocarle lesiones de importancia en cabeza y manos.

Los hechos se remontan al pasado 25 de julio, sobre las 19:15 horas, cuando la víctima caminaba por la calle Indalecio Prieto y se encontró con tres hombres de frente. Víctima y agresores habían protagonizado un altercado días antes. En ese momento, los tres hombres sacaron varios cuchillos que llevaban escondidos debajo de la camiseta y acometieron contra el joven. La víctima, ante la situación salió corriendo, siendo perseguido por los tres argelinos que lograron darle alcance en las proximidades de un bar.

Los atacantes haciendo uso de los cuchillos, agredieron al joven provocando varias lesiones en la cabeza. El denunciante consiguió refugiarse en el interior del bar sangrando de forma abundante. En ese instante, el dueño del local cerró la puerta metálica, dejando a los atacantes en la calle y evitando con ello que siguieran agrediendo a la víctima. Su actuación resultó determinante para salvar la vida del agredido. Al lugar se desplazaron varias dotaciones policiales que tomaron declaración a la víctima y también a los testigos. El hombre, que estaba tendido en el suelo gravemente herido, fue trasladado hasta un centro hospitalario para que fuera asistido.


El grupo de Homicidios de la Policía Nacional se hizo cargo de la investigación, llevando a cabo numerosas gestiones y tomas de declaraciones, consiguiendo finalmente identificar a los tres supuestos agresores. Se trata de personas con antecedentes policiales, por lo que iniciaron las pesquisas para localizarlos ya que se encontraban en paradero desconocido. Una patrulla del GOR (Grupo Operativo de Respuesta) de la Policía Nacional llevó a cabo una intervención el pasado sábado en la playa de Palma. Durante la actuación, se detuvo a tres personas que habían hurtado a un turista al descuido cuando se encontraba dándose un baño en el agua. Una vez en dependencias policiales y cuando se estaba tramitando el hurto, los agentes del Grupo de Homicidios comprobaron cómo uno de ellos estaba siendo buscado por la agresión registrada días antes. Acto seguido, se le detuvo también por tentativa de homicidio.

Los agentes fueron cercando a los otros dos responsables del apuñalamiento. El pasado martes, a las 20.40 horas, una dotación policial localizó a cuatro personas que caminaban por la calle, quienes al percatarse de la presencia policial se separaron y cada uno se fue por su lado. Los policías comprobaron como uno de ellos era la persona que estaba siendo buscada por sus compañeros del Grupo de Homicidios, por lo que procedieron a su detención. En ese momento varias personas se quejaron de la detención, encontrándose un hombre excesivamente agresivo que se dirigió al vehículo policial, percatándose los agentes que era el tercer hombre que había participado en la agresión, por lo que procedieron a su detención.