1

Medio centenar de bellotas de diferentes tamaños que portaban en sus vaginas y organismo y más de 2.000 euros en efectivo. Es el material intervenido al grupo de tres mulas dos mujeres y un hombre de nacionalidad brasileña- que fueron detenidos por el GAR de la Guardia Civil tras aterrizar en el aeropuerto de Ibiza con un vuelo procedente de Lisboa y con origen en Brasil. Tres kilos de cocaína a los que se sumaron horas después otros 13 kilos intervenidos por los efectivos del GAR en un control en el puerto de Ibiza. Los agentes detuvieron a un hombre de nacionalidad española, el conductor del coche que portaba una caleta bajo el asiento del copiloto, una espacio donde escondía la decena de placas de cocaína que sumaban en total 13 kilos de droga.

Los alijos han sido expuestos este miércoles en el cuartel de la Guardia Civil de Ibiza, en Can Sifre. El coronel jefe de la Guardia Civil de Baleares, Alejandro Hernández, ha destacado el papel que desarrollan este verano las unidades de refuerzo como el Grupo de Acción Rápida (GAR) y el Grupo de Reserva y Seguridad (GRS). Hernández ha estado acompañado por el comandante de la Compañía de Ibiza y Formentera, Juan Carlos González, y el director insular de la Administración General del Estado, Enrique Sánchez.

Los responsables del GAR advirtieron que las dos mujeres que portaban la droga en su organismo permanecen todavía ingresadas en Can Misses y no se descarta que puedan expulsar más sustancias estupefacientes. La detención del grupo de mulas se desencadenó después de que los agentes del GAR que vigilaban el pasaje advirtiesen la actitud sospechosa de los ahora detenidos. En un primer registro los agente hallaron las sustancias que portaban en las plantillas de las zapatillas y, posteriormente, las mujeres confesaron que llevaban más cocaína en su cuerpo.