El coche quedó suspendido en el muro de piedra. | Redacción Sucesos

10

Agentes de la Policía Local de Inca tuvieron que asistir al conductor de un vehículo tras quedar suspendida en un muro de piedra. El aparatoso accidente se produjo este pasado domingo a la altura del polígono industrial de la capital des Raiguer. Por causas que se desconocen y que están siendo investigadas, el conductor de una PickUp perdió el control del vehículo, arremetió contra una protección y la ranchera quedó suspendida en un muro de piedra de un metro y medio de altura aproximadamente.

Rápidamente, la Policía Local de Inca y una ambulancia acudieron al lugar del suceso, pero afortunadamente, el conductor de la ranchera no resultó herido de gravedad. Los policías comprobaron nada más llegar al lugar del suceso que el conductor presentaba signos evidentes de haber consumido alcohol o drogas y le practicaron la alcoholemia. En un primer momento, el hombre arrojó un resultado positivo de 0,95. Acto seguido se procedió a su imputación por un presunto delito contra la seguridad vial y se cursó la correspondiente sanción.

En su cuenta de Facebook, la Policía Local no dudaba en mostrar a los internautas las consecuencias negativas de conducir borrachos. «Con una tasa de alcohol en la zona 'conducción altamente peligrosa' pasan estas cosas, te piensas que por tener una PickUp vas a salvar un muro de metro y medio de manera sencilla, una clara evidencia de estos síntomas Problemas graves de percepción y toma de decisiones gravemente afectada», concluía la publicación.