Imágenes del hermano del 'rey del cannabis medicinal', fallecido el pasado 25 de julio en Magaluf. | R.S.

15

«Toby fue asesinado en Magaluf y aún no han entregado su cuerpo. Esta tragedia comenzó el 25 de julio de 2022 cuando Toby fue atacado por los porteros de la discoteca Boomerang y los guardias. El trato brutal que tuvo Toby lo dejó en coma y murió 5 días después en el hospital por un traumatismo cerebral. Ayúdenos a difundir la verdad de lo que sucedió allí y presionar al Gobierno británico para que intervenga y exija a las autoridades españolas que den acceso al cuerpo de Toby y los servicios forenses británicos lo examinen más a fondo». Así reza el texto de la petición lanzada a través de la página Change.org con la intención de recoger firmas que apoyen esta iniciativa.

El multimillonario empresario Maximillian White y hermano del fallecido, ha puesto en marcha toda una maquinaría jurídica y de comunicación para llegar al fondo de este asunto. En la página web justicefortoby.com puede leerse la versión de la familia y núcleo más cercano del fallecido. Todo ello, basado en informes realizados por detectives, testigos y especialistas médicos contratados por el 'rey del cannabis medicinal'.

Imagen de la campaña #JUSTICEFORTOBY.
Noticias relacionadas

En su relato, sostienen que «un grupo de porteros del club Boomerang se acercaron inicialmente a Toby. No se detuvieron a preguntar por qué iba sin camiseta. No se detuvieron a considerar que estaba esperando que se la trajeran del VIP donde la había dejado. Simplemente, lo atacaron por la espalda mientras estaba en la barra. Sujetándolo en el suelo y quitándole las joyas mientras las guardaba en sus bolsillos. Fue agredido por varios miembros del personal del club nocturno. Fueron 8 miembros de seguridad que se turnaban para golpearlo y sujetarlo con fuerza innecesaria. En un momento, los testigos afirman que incluso le quitaron los zapatos y le patearon los pies. Este personal de seguridad no capacitado, además, lo esposaron mientras estaban sentados sobre él y lo patearon», explican en la página web.

En su escrito, también cargan duramente contra los agentes de la Guardia Civil que actuaron y el personal facultativo del hospital de Son Llàtzer. Por su parte, el Grupo de Homicidios de la Guardia Civil se hizo cargo de la investigación de la muerte del hombre. Las primeras hipótesis de los agentes es que falleció a consecuencia de una sobredosis porque había consumido cuatro tipos de drogas distintas. Además, la autopsia descarta por completo que Tobias falleciera por asfixia o por contusiones.

Los hechos se remontan a la madrugada del 26 de julio en la discoteca Boomerang. La investigación apunta que todo sucedió cuando el turista, que supuestamente se encontraba bajo los efectos del alcohol y de distintos tipos de drogas, trató de acceder al establecimiento sin camiseta. En ese momento, el personal de seguridad del local le recrimina su actitud y se inicia una discusión. Poco a poco, la conversación fue subiendo de tono hasta que varios porteros lo redujeron de manera contundente. Algunos clientes de la discoteca grabaron con sus móviles la escena, en la que puede verse el forcejeo entre el turista y los trabajadores del equipo de seguridad.