Imagen de archivo de una detención de un hombre por difundir ideología yihadista. | Efe

0

La Policía Nacional ha detenido por primera vez a dos supuestos combatientes del Dáesh de nacionalidad marroquí y vinculados con España que habían retornado desde Siria y habían entrado juntos a Europa hace dos meses de manera clandestina a través de la ruta de los Balcanes. Uno de ellos ha sido detenido en la localidad barcelonesa de Mataró, donde se refugió tras llegar a España, y ha sido enviado a prisión provisional por orden de un juez de la Audiencia Nacional; mientras que el otro fue arrestado en Austria en virtud de una Orden de Detención Europea (OEDE) por presunta pertenencia a organización terrorista, según informa el Ministerio del Interior. Ambos entraron a Europa por la conocida como ruta de los Balcanes, que les hizo recorrer Turquía, Bulgaria, Serbia, Hungría y Austria.

Se trata de la primera vez que la Policía Nacional arresta a dos presuntos combatientes del Dáesh con vinculaciones en España: uno de ellos había residido en el país antes de desplazarse a zona de conflicto, en 2014, y el otro, que partió un año después desde Marruecos, tenía a gran parte de su familia viviendo en España desde hace siete años. Una vez en Siria, los investigados se insertaron presuntamente en grupos afines de Al Qaeda y recibieron entrenamiento militar; tras la pérdida de territorios en la zona sirio-irakí por los grupos terroristas, consiguieron desplazarse a Turquía, donde han vivido los últimos meses a la espera de poder cruzar clandestinamente a Europa, según el comunicado. Esta operación se enmarca dentro del esfuerzo de la Comisaría General de Información y del Centro Nacional de Inteligencia, en colaboración con otros servicios internacionales, en la «localización y neutralización del grave riesgo que supone» la entrada de combatientes retornados a Europa.

Hace unos años, en 2018, la Policía detuvo en Barcelona a un presunto combatiente sin ningún vínculo previo con España que también había entrado en Europa por los Balcanes, y en 2020 fue arrestado en Almería un presunto yihadista británico, entre otras acciones policiales. La operación ha corrido a cargo de la Comisaría General de Información y las Brigadas Provinciales de Información de Barcelona y Valencia, en coordinación con el Centro Nacional de Inteligencia. La Policía subraya la estrecha colaboración del FBI, DGST marroquí, DSN austriaca, autoridades policiales alemanas y EUROPOL además de la asistencia de las Oficinas Centrales Nacionales españolas de INTERPOL y SIRENE.