11

Pasaban unos minutos sobre las doce del mediodía de este lunes cuando los socorristas del complejo hotelero Sea Club del Port d'Alcúdia recibieron las primeras quejas por parte de los bañistas. Acto seguido, tal y como marca el protocolo de seguridad, los profesionales sacaron a todo el mundo del agua, dieron la voz de alarma y comenzaron a realizar las primeras atenciones a los usuarios del hotel.

Rápidamente, un gran número de personas comenzaron a sentirse mal, picores, vómitos e irritación de piel. En cuestión de minutos, numerosas dotaciones de los servicios sanitarios del Servei d'Atenció Mèdica Urgent (SAMU-061) se personaron en el lugar realizando las primeras asistencias y traslados. De hecho, se montó una carpa médica para atender a los heridos. También acudieron al lugar los Bombers de Mallorca, Policía Local de Alcúdia y la Guardia Civil.

Noticias relacionadas

Según la dirección del hotel, «la parada en una de las bombas del filtro no impidió que uno de los circuitos de impulsión continuase vertiendo cloro durante unos instantes, lo que tuvo como consecuencia que al arrancar la bomba los niveles de cloro vertidos por uno de los ramales de impulsión fuesen superiores a los habituales». Este hecho generó una gran nube tóxicas afectando a los usuarios de los cuales estaban en plena clase de Aquagym.

El SAMU-061 envió hasta el lugar un total de 14 unidades asistenciales, logísticas y de mando. Según información oficial, se atendieron a 26 afectados de diversas edades trasladando a 10 de ellos a centros hospitalarios. El balance fue el siguiente: Un niño, de 7 años, resultó herido grave y nueve de menos gravedad. Otros 16 recibieron el alta.