La Guardia Civil lo ha detenido y le imputa 40 robos y hurtos en miradores, ferias, mercados y faros de la comarca. | Ultima Hora

14

A sus 71 años, un conocido delincuente español con un historial policial kilométrico, sigue siendo el terror de los turistas en la zona de Llevant. Ahora, la Guardia Civil lo ha vuelto a detener y le imputa 40 robos y hurtos en miradores, ferias, mercados y faros de la comarca.

El individuo, que reside en Palma, se traslada a diario al Llevant y se mezcla con los turistas, en busca de víctimas fáciles. Su especialidad son los coches de alquiler, que fuerza con una facilidad pasmosa. Quién diría que es un septuagenario. O, de hecho, esa es su principal baza. De aspecto inofensivo -bajito, relleno y con pelo grisáceo- nunca llama la atención y los turistas no reparan en él como una amenaza. Al contrario, es como un abuelito entrañable.

Pero nada más lejos de la realidad. El histórico delincuente es un ladrón voraz, que rompe las ventanillas de los coches de alquiler o introduce discretamente una varilla en la puerta y la abre en segundos. En las últimas semanas, coincidiendo con la llegada masiva de turistas a Mallorca, este tipo de robos se ha disparado y la Guardia Civil de Artà detectó, tras la oleada, la mano del septuagenario.

Esta semana fue detenido y él, que es muchas cosas pero también un tipo sincero, confesó los cuarenta robos y hurtos. Y si le llegan a implicar en más, posiblemente también los hubiera reconocido.