La agresión ocurrió la pasada noche de San Juan en la discoteca Rockefeller’s de Cala Major.  | Alejandro Sepúlveda

29

Uno de los propietarios del Rockefeller’s, la discoteca de Cala Major en la que falleció tras recibir una patada en el cuello un hombre la pasada noche de San Juan, explica que en el interior del establecimiento no se produjo ninguna discusión. «Dentro del local no hubo ningún incidente», contaba ayer a Ultima Hora el hombre en un restaurante del Moll de Palma. El empresario asegura que ninguno de sus trabajadores estuvo implicado en la muerte de Sebastián Femenías, de 34 años. Uno de los dueños de la discoteca, que prefiere no revelar su identidad, comenta que el personal de seguridad no se escondió dentro del local en ningún momento como explicaba una testigo. «Confío en mis trabajadores», zanja el hombre. «En 35 años nunca ha pasado nada grave en el Rockefeller’s, no es un lugar conflictivo», añade el propietario que, normalmente, suele estar por las noches en el local.

Noticias relacionadas

El día que ocurrió la brutal agresión no estuvo allí. Agentes de la Policía Nacional llamaron a su casa y le contaron lo sucedido. «Mi socio sí que estuvo dentro del local y declaró durante horas en la Jefatura Superior de la Policía en Palma». El copropietario de la discoteca comenta que no tienen nada que esconder. El pasado miércoles entregaron el «aparato» que recoge las grabaciones de las cámaras de videovigilancia a los investigadores del Grupo de Homicidios, aunque ya les advirtió que llevan años sin funcionar correctamente. «No tenemos nada que esconder». El hombre señala que han colaborado con la Policía Nacional en todo momento. «Espero que detengan pronto al agresor y que se aclare todo. Yo estoy hecho polvo».

Sebastián Femenías se encontraba sentado en las escaleras de la discoteca Rockefeller’s de Cala Major cuando se le acercó otro hombre que, sin mediar palabra, le propinó una patada en el cuello. La víctima se desplomó y empezó a convulsionar hasta que entró en parada cardiorrespiratoria en dos ocasiones. El herido fue trasladado en estado crítico hasta el hospital Son Espases, donde falleció dos días después a consecuencia de la brutal agresión. El autor de la patada, que iba con tres amigos, huyeron inmediatamente del lugar. La Policía Nacional inspecciona las cámaras de los negocios de las inmediaciones para intentar detenerlos.

El apunte

La policía también investiga a los amigos del autor de la patada

El Grupo de Homicidios de la Policía Nacional investiga a las tres personas que acompañaban al autor de la patada mortal. Los amigos del agresor podrían ser acusados por encubrimiento o complicidad. Dos de los acompañantes del homicida ya han sido identificados por los policías que se hicieron cargo de las pesquisas.