Imagen de archivo de una patrulla de la Guardia Civil.

La Guardia Civil arrestó la madrugada del pasado sábado a dos famosos artistas vietnamitas, de 37 y 42 años, acusados de agredir sexualmente a una joven turista de 17 años en un hotel de Sant Elm, en Andratx. Los detenidos son un actor y un músico con una larga trayectoria profesional en el país asiático. Tras negarse a declarar en el juzgado de guardia, ambos fueron puestos en libertad pero el magistrado les retiró el pasaporte y les prohíbe abandonar el país. La perjudicada, de nacionalidad británica, ratificó este martes en un juzgado de Instrucción de Vía Alemania, en Palma, lo que relató a los agentes de la Benemérita en el cuartel de Son Bugadelles, en Calvià. Horas más tarde la chica y su familia se marcharon de la Isla.

Según fuentes judiciales, los dos acusados se encontraban hospedados en un hotel de la zona junto a algunos familiares y amigos, mientras que la chica se encontraba en otro establecimiento hotelero. Fue en un restaurante cercano donde se conocieron. Era la noche del viernes. Entablaron conversación y acabaron bebiendo juntos. Minutos más tarde los tres acabaron en la playa, donde empezaron a intimar, siempre según la versión de la joven. De allí se marcharon a la habitación de uno de los hombres, lugar donde habría tenido lugar la agresión sexual. La chica relató a los agentes que los dos hombres tras forzarla a mantener relaciones le obligaron a ducharse para eliminar cualquier fluido corporal en su cuerpo. Ahí fue consciente de lo que había sucedido.

Tras lo ocurrido la menor avisó a su tía y esta llamó a la Guardia Civil, que desplazó a una patrulla hasta el hotel. Allí los agentes se entrevistaron con la joven y la condujeron hasta Son Espases para someterse a una revisión ginecológica. Horas después interpuso la denuncia en el cuartel de Son Bugadelles, en Calvià. Los dos vietnamitas quedaron arrestados como autores de una presunta agresión sexual.

El apunte

Ambos no podrán salir de España tras requisarles el juez el pasaporte

Los dos sospechosos, horas después de ser detenidos, fueron conducidos hasta los juzgados de Vía Alemania para sentarse ante el juez de guardia. Ambos se acogieron a su derecho a no declarar ante el magistrado, que con la documentación que obraba en su poder decidió la puesta en libertad sin fianza de los dos acusados. Eso sí, ambos no podrán abandonar España al requisarles el juez el pasaporte mientras sigue su curso la investigación para tratar de esclarecer qué ocurrió la noche del viernes en el hotel.