La cabecilla de la organización, durante su arresto.

9

Droga con sabor a fresa pero con efectos devastadores para la salud. Agentes del Grupo I de Estupefacientes del Cuerpo Nacional de Policía han desarticulado un importante punto de venta de drogas de diseño en la barriada palmesana de La Soledad. La 'operación Fresa' arrancó el pasado miércoles con la detención de una española, de 44 años, un español, de 39 años y un nicaragüense, de 33 años de edad, como presuntos autores de un delito de tráfico de drogas. En el marco de la citada operación se detuvo a la cabecilla del grupo criminal, a su pareja sentimental y a un tercer traficante de menor entidad.

El pasado miércoles, los agentes procedieron a la detención de uno de los varones en vía pública del término municipal de Calviá, justo en el momento en que el sospechoso se encontraba en las inmediaciones de Puerto Portals tras haber abandonado el punto de venta donde habría realizado una gran compra de sustancias estupefacientes. Justo a la salida del puerto, con la colaboración del personal de seguridad privada del recinto portuario, se le intervinieron en el interior del vehículo 3 envoltorios de ketamina, 20 pastillas de éxtasis, 18 envoltorios de cocaína, 3 pastillas de un medicamento para diferentes usos y alrededor de 200 euros en efectivo. Momentos después, los agentes llevaron a cabo una entrada y registro en el domicilio en el punto de venta, el mismo de dónde había salido el anterior detenido cargado de droga. La cabecilla, presuntamente era la encargada de vender la sustancia estupefaciente en el interior de la vivienda en compañía de su pareja.

Parte de la droga incautada por el Grupo I de Estupefacientes
Parte de la droga incautada por el Grupo I de Estupefacientes.

Hasta allí se desplazaban clientes para comprar una amplia variedad de drogas, entre ellas, de diseño. Los policías tienen constancia que a los clientes de más confianza se les permitía consumir dentro de la casa. En el registro se intervinieron cerca de 19.000 euros, 78 pastillas de éxtasis, cerca de 40 gramos de cristal, así como cerca de 80 gramos de speed, una báscula y otros útiles para la venta.