El turista estuvo a punto de desangrarse y no quería ser atendido por los médicos.  | Michel's

20

«Hay sangre por todo el paseo». Vecinos de Camp de Mar presenciaron, horrorizados, como un turista que al parecer huía de una pelea en su hotel se lanzaba al agua de cabeza y se destrozaba la boca. El herido casi se desangra y tuvo que ser hospitalizado.

El incidente se produjo el jueves por la tarde, cuando el extranjero salió corriendo de su hotel. Según los primeros datos, se había producido una riña entre algunas personas y un cristal había sido fracturado. El varón corrió alocadamente hacia el mar, saltó con fuerza y se estrelló de cabeza.

Cuando emergió, tenía la boca destrozada y perdía sangre de manera alarmante. Unos socorristas de la torre de vigilancia fueron los primeros en atenderlo y después llegaron guardias civiles y dos ambulancias. El herido estaba muy nervioso y no quería ser atendido.