La discoteca se encuentra ubicada en el Camí de Cala Major, en Palma.    | Pilar Pellicer

10

Un joven de 34 años de edad se debate entre la vida y la muerte en la UCI del hospital de Son Espases tras ser atacado en las escaleras de la discoteca Rockefeller’s de Cala Major, en Palma. El Grupo de Homicidios de la Policía Nacional está buscando al agresor, que consiguió huir. Una testigo asegura que el atacante era «un chico bajo, calvo y que llevaba gafas» y que fue a por el joven «sin motivo aparante». Durante la jornada de este viernes los alrededores de la barriada palmesana, tras la brutal agresión, fueron tomados por la Policía Nacional y la Policía Local, que dieron batidas y buscaron al agresor incluso en la playa.

Tras más de dos horas de cerco policial, se confirmó que había conseguido salir de aquellas calles o que se refugió en algún piso próximo. Los hechos ocurrieron poco antes de las seis de la mañana en el Camí de Cala Major, cuando la víctima estaba sentada en las escaleras y se le acercó otro varón que, sin mediar palabra, le propinó una violenta patada a la altura del cuello. El herido se desplomó y comenzó a convulsionar, entrando en parada cardiorespiratoria.

Dos paradas

Noticias relacionadas

La Policía Nacional y la Policía Local fueron alertadas de la violenta agresión y todas las patrullas disponibles se dirigieron hacia esa dirección, al igual que dos ambulancias. Los equipos de emergencias consiguieron remontar la crítica situación, pero minutos después el joven volvió a entrar en parada y no reaccionaba. De nuevo le practicaron técnicas de reanimación y consiguieron recuperarlo por segunda vez. A partir de ese momento se montó un dispositivo especial para trasladar al herido hasta Son Espases en el menor tiempo posible, ya que se temía seriamente por su vida.

Nada más ingresar, fue atendido en la Unidad de Cuidados Intensivos (UCI) donde al cierre de esta edición continuaba debatiéndose entre la vida y la muerte. El Grupo de Homicidios de la Policía Nacional se hizo cargo de la investigación y se entrevistó con jóvenes de la zona y con encargados de la discoteca, en busca de información sobre el sospechoso. También se están revisando las cámaras de los alrededores, para saber si el individuo huyó en dirección a Marivent, a Illetes o hacia la cuesta que conduce a la vía de cintura. Los investigadores, con todo, confían en localizar al implicado en las próximas horas.