El juicio por estos hechos tendrá lugar próximamente en un juzgado de lo Penal de Vía Alemania, en Palma.    | Alejandro Sepúlveda

1

Según la Fiscalía no tenía ni la carrera de Medicina ni tampoco estaba colegiado en el Colegio de Médicos. Aun así se publicitaba en páginas de internet y a través de tarjetas de visita como doctor de medicina integral y medio ambiente y medicina biológica. Su especialidad, tratamientos de sonoterapia o la auriculopuntura. Durante los años 2016 y 2017 estafó miles de euros a un paciente, al que recibía una vez por semana en su consulta, ubicada en Inca.

El Ministerio Público solicita para el hombre, de 69 años, una pena de cuatro años y medio de cárcel por los delitos de intrusismo y continuado de estafa. El juicio por estos hechos está previsto que se celebre próximamente en un juzgado de lo Penal de Vía Alemania, en Palma. Tal y como detalla el Ministerio Público en su escrito de acusación, el procesado, utilizando esa falsa apariencia de profesional sanitario, embaucó a la víctima, que sufría patologías psíquicas. Le prometió que con tratamientos de radiofrecuencia y acupuntura conseguiría sanar sus problemas o en todo caso reducir las molestias que sufría. Y el perjudicado creyó todas y cada una de las palabras de quien creía que era doctor.

El imputado logró, sigue relatando la Fiscalía en sus conclusiones provisionales, que el paciente le abonó 6.000 euros inicialmente y más tarde 65 euros durante cada visita semanal que realizaba a la consulta del presunto médico. Así estuvo durante al menos un año, por lo que la cantidad presuntamente estafada superó los 9.000 euros. El perjudicado, lejos de mejorar o sanar de sus patologías, empeoró de las mismas, pero la acusación pública no ha podido concluir que dicho agravamiento de su estado de salud tuviese una relación concausal con la actuación del procesado. Por el delito de intrusismo el acusado, de nacionalidad española, se enfrenta a un año de prisión y por el de continuado de estafa a tres años y medio. En los próximos días el falso médico se sentará en un banquillo de Vía Alemania.

El apunte

«Estos actos se encuentran reservados en exclusiva a los médicos legalmente titulados»

El Ministerio Fiscal, en su escrito de acusación, explica con total claridad que los servicios que ofrecía el presunto falso doctor se encuentran «reservados en exclusiva a los médicos legalmente titulados». El procesado ofrecía sus estudios de medicina integral y medio ambiente y medicina biológica y realizaba tratamientos con una supuesta finalidad sanitaria. Todos ellos sistemas médicos que incluyen el diagnóstico, tratamiento, terapia y rehabilitación de los pacientes. El hombre actuó a sabiendas de que carecía del título académico de Licenciado en Medicina y Cirugía ni tampoco estaba colegiado, detalla la Fiscalía.