Imagen del robo, que se produjo en diciembre de 2020. | Policía Nacional

3

El joven acusado de robar en el restaurante Emblemàtic de Palma la madrugada del 3 de diciembre de 2020, en pleno confinamiento, ha sido condenado a un año de cárcel y a indemnizar a la propiedad del local con 1.007 euros, el valor de un iPad que sustrajo.

El acusado, de nacionalidad boliviana y 19 años de edad, se declaró culpable de un delito de robo con fuerza en establecimiento abierto al público en un juzgado de lo Penal de Vía Alemania y aceptó la pena impuesta, a la que se llegó tras un acuerdo de conformidad entre su defensa, la Fiscalía y la acusación particular, ejercida por Eduardo Luna.

El robo ocurrió sobre las 5.26 horas del 3 de diciembre de 2020. El acusado se dirigió al Emblemàtic, situado en el número 1 del Passeig Marítim, y forzó la cerradura de una de las tres puertas del cristal del restaurante. Una vez dentro se llevó 1.596 euros que había en el interior de una caja registradora y un iPad. La Policía Nacional detuvo al acusado tras revisar las imágenes de las cámaras de seguridad del restaurante. El perjudicado sólo reclamó el importe de la tablet ya que la compañía aseguradora le ingresó la cantidad económica sustraída.

Inicialmente la Fiscalía pedía para el procesado, que carecía de antecedentes penales hasta ahora, dos años de prisión. El juez dictó sentencia ‘in voce’ en el mismo acto.