Imagen de una convocatoria en la ciudad para mostrar rechazo a todas las formas de violencia contra las mujeres. | Redacción Digital

3

El representante de la comunidad paquistaní de Terrassa, Kamram Khan, ha afirmado que un asesinato «no puede ser por honor» puesto que el «honor dice que hay proteger a los seres queridos y no matarlos», por lo que ha condenado el «acto brutal» que acabó con la vida de las dos hermanas de esta nacionalidad a manos de sus familiares. En declaraciones a los medios, Kamram Khan ha condenado en nombre de la comunidad paquistaní de esta localidad barcelonesa el asesinato de las dos hermanas en Pakistán por intentar divorciarse de sus maridos tras unos matrimonios concertados. «Hay que condenar este acto brutal», más allá de la cultura o de la religión, ha dicho, y ha agregado: «Es un día de luto para toda la comunidad paquistaní y para todas las sociedades».

Noticias relacionadas

Preguntado por los llamados «crímenes de honor» en su país, ha sido tajante al contestar: «Un asesinato es siempre un asesinato, y no puede ser por honor, son dos palabras que no cuadran. El honor dice que hay que proteger a los seres queridos, no matarlos». Ha afirmado que la cultura paquistaní no avala estas acciones: los familiares que asesinaron a las dos hermanas «lo hicieron por su cuenta. La cultura paquistaní no permite estas cosas (...) Los enfermos son enfermos en todas partes».

En este sentido, se ha preguntado cómo justificarán los familiares detenidos en Pakistán lo que han hecho: «Llegados a este extremo, nosotros también queremos saberlo, porque la comunidad paquistaní reacciona igual» que el resto de catalanes frente a este «acto brutal». Ha asegurado, además, que tanto la comunidad paquistaní como el cónsul en Barcelona están a disposición para cualquier colaboración.