El suceso ha tenido lugar alrededor de las 13.30 horas. Foto: Michels

2

El equipo de socorristas de la playa de Santa Ponça ha salvado la vida este martes a un turista británico que había sufrido una parada cardiorrespiratoria cuando se encontraba bañándose. El hombre, de 70 años, ha sido trasladado en estado grave hasta el hospital de Son Espases.

El suceso ha tenido lugar sobre las 13.30 horas. Un socorrista ha observado a un hombre flotando a unos 30 metros de la orilla e inmediatamente ha acudido a por él al mismo tiempo que avisaba por el walkie al resto de sus compañeros y a los equipos de emergencias. Al sacarlo a la orilla han comprobado que el varón no tenía pulso y han empezado con la reanimación cardiorrespiratoria hasta que el herido ha podido recuperar el pulso. Lo han colocado en posición lateral mientras recibía oxígeno del equipo que portaban los vigilantes.

Minutos más tarde han llegado dos ambulancias, policías locales de Calvià y efectivos de Protección Civil y Emergencias del municipio. Los sanitarios han intubado al turista y lo han trasladado en estado grave al hospital de Son Espases, donde ha quedado ingresado.