Imagen de un vehículo llevando a los detenidos ante el juez. | Redacción Sucesos

0

Un juzgado de Castelló, siguiendo el criterio de la Fiscalía de Menores, ha acordado libertad con orden de alejamiento para tres menores detenidos por su presunta implicación en la agresión sexual a una joven de 18 años en las fiestas de Vila-real (Castellón), según ha podido saber Europa Press de fuentes judiciales. La Policía arrestó a cuatro menores por estos hechos aunque uno de ellos quedó bajó custodia de sus padres y no llegó a pasar a disposición de Fiscalía al ser menor de 14 años y, por tanto, inimputable, según fuentes consultadas por Europa Press.

La Policía puso el domingo a disposición de Fiscalía a los restantes tres menores y el ministerio fiscal, tras la exploración, pidió al Juzgado de guardia que asumió el caso en funciones de sustitución del Juzgado de menores, la libertad con orden de alejamiento de los tres detenidos y prohibición de comunicación con la víctima. El juzgado acordó estas medidas de acuerdo con esa petición de la Fiscalía, según han indicado las fuentes consultadas.

Según informaron este lunes fuentes cercanas a la investigación, el suceso se produjo en la madrugada del viernes al sábado de la pasada semana y, al parecer, se trataría de una violación grupal.

Al parecer, los presuntos agresores y la víctima se conocían de las redes sociales. Este es el segundo caso de agresión sexual grupal en la Comunitat Valenciana en una misma semana, después de que el pasado miércoles la Policía Nacional detuviera en Burjassot a cinco menores de edad, de entre 15 y 17 años, por una supuesta violación grupal a una menor de 12 años y otra individual a una niña de la misma edad, con las que habían contactado en Instagram. El juez acordó entonces libertad vigilada con alejamiento para todos los menores arrestados.

El apunte

«No podemos volver al miedo»

La delegada del Gobierno en la Comunitat Valenciana, Gloria Calero, ha afirmado, tras las presuntas agresiones sexuales registradas en los últimos días en Burjassot y Vila-real, que hay que preguntarse qué mensaje se está dando a la sociedad y ha insistido en que «no podemos volver al miedo». Calero se ha pronunciado en estos términos en declaraciones a los medios de comunicación momentos antes de asistir a la celebración del 178 aniversario de la fundación de la Guardia Civil, al ser preguntada por las investigaciones abiertas tras los sucesos de Burjassot y Vila-real.

Calero ha afirmado que «se están barajando todas las posibilidades». «Las mujeres, tengamos la edad que tengamos, tenemos derecho a salir cuándo y cómo queramos. Y con quién queramos», ha apostillado. Por tanto, ha lanzado una pregunta a los hombres: «¿Qué os está pasando?». Interpelada por si cree que existe sensación de impunidad, Calero ha indicado: «Tenemos que preguntarnos qué mensaje estamos dando a la sociedad. ¿No pasa nada? ¿Son hechos delictivos? Espero que se juzguen y que, al final, cada uno se quede en su sitio».