Imagen de la sede del PP balear, este lunes. | Alejandro Sepúlveda

8

La Policía Nacional ha desalojado esta tarde del lunes la sede del PP en la calle Palau Reial de Palma, al lado del Parlament, por una amenaza de bomba. Los políticos que se encontraban en los despachos han sido trasladados a la calle y los agentes han revisado también los coches de las inmediaciones.

En un primer momento se barajó la posibilidad de que se tratara de un paquete sospechoso que había llegado a nombre de Marga Prohens, la presidenta del partido. Los efectivos han estado dentro de la sede revisando los paquetes que han llegado y los perros adiestrados trabajando, en busca de efectos sospechosos.

Afortunadamente se ha tratado de una falsa alarma, pero la Policía Nacional ha organizado un gran operativo en el centro de Palma.