Imagen de las botellas incautadas en el puerto de Pollença, | OPC

1

La Guardia Civil ha incautado en el puerto de Pollença 532 botellas de distintas bebidas alcohólicas sin precintos, ni facturas ni documentación alguna. La Guardia Civil de Fiscal y Fronteras de Pollença ha requisado estas botellas con ocasión de un control de los buques de pasajeros y mercancías que llegan al puerto mallorquín, ha informado la Benemérita en un comunicado.

En concreto, los agentes supervisaron un coche que viajaba desde un país centroeuropeo a Mallorca con este cargamento de botellas. Los dos conductores han sido denunciados por una posible infracción de la Ley de Contrabando e Impuestos Especiales. Las botellas aprehendidas han quedado a disposición de la Administración de Aduanas