El macrojuicio del ‘caso Cursach’ arranca el 13 de junio. | Alejandro Sepúlveda

4

El juicio del ‘caso Cursach’ arrancará en 22 días entre una montaña de interrogantes. Uno de los que no estará resuelto ese día es conocer el alcance de los posibles delitos cometidos por el juez instructor del caso, Manuel Penalva, y del fiscal que firma la acusación, Miguel Ángel Subirán. Ambos están pendientes de que el TSJIB resuelva si se sentarán en el banquillo de los acusados por revelación de secretos, por nada o por los delitos más graves, tal y como pide la Fiscalía, como coacciones a testigos y detenciones ilegales.

Tras incluir de nuevo a Subirán en el caso y considerar que sí puede ser sometido a juicio, la Sala de loPenal del TSJIB ha devuelto al juez instructor, Carlos Gómez, el asunto para que incluya en el auto con el que finalizaba la instrucción a Subirán. Luego, éste podrá recurrir ese auto. De esta manera, la decisión aún tardará semanas y se producirá con el juicio en marcha.

PALMA - CASO CURSACH - IMAGEN DE LOS JUECES, MANUEL PENALVA Y MIGUEL ANGEL SUBIRAN.
El juez y el fiscal que lo instruyeron el 'caso Cursach' esperan que el TSJIB decida sobre qué delitos podrán ser juzgados por su actuación profesional. 

Precisamente, en torno a ese proceso a Penalva y Subirán se centran parte del aluvión de cuestiones previas con las que arrancará el juicio del ‘caso Cursach’ y que se prolongarán durante las dos primeras semanas de sesiones. Una de ellas implica reclamar que se suspenda el juicio del ‘caso Cursach’ hasta que sean juzgados Penalva y Subirán y haya una sentencia firme. Las defensas que sostienen este planteamiento consideran que no se puede abordar la macro causa ahora mismo. Otro planteamiento tiene que ver con una posible nulidad de todas las actuaciones por la actuación de Penalva. A la espera de la resolución de toda esa batería de cuestiones previas, la SecciónPrimera de la Audiencia ya tiene prácticamente listo el calendario y filtra ahora los testigos que declararán.