Policía Nacional y Guardia Civil en los juzgados de Ibiza. | Redacción Ibiza

2

La Policía Nacional detuvo por allanamiento de morada a dos hombres y una mujer en una céntrica calle de Ibiza el pasado martes, después de que un vecino alertara al propietario de que le habían 'okupado' la vivienda mientras se encontraba de viaje. Según ha informado la policía, tras recibir la denuncia, los agentes se personaron en la propiedad y, tras dialogar con los individuos y comprobar que no eran los dueños de la vivienda, se procedió a la detención de tres personas de origen rumano, un hombre de 31 años, otro varón de 37 y una mujer de 24 años. Dos de los detenidos tenían antecedentes por delitos de la misma naturaleza.

El motivo de la detención fue un delito de allanamiento de morada, ya que vecinos de la zona manifestaron a los policías que ese piso había sido recientemente ocupado por los ahora detenidos y que se trataba de la vivienda habitual de otra persona, su propietario, que había tenido que realizar un viaje a Barcelona recientemente y volvería pronto. Por todo ello, los policías realizaron las gestiones oportunas para contactar con el dueño, verificando estos hechos, además de acreditar que era el legítimo propietario de la vivienda.

Posteriormente, se le informó sobre los trámites pertinentes que debía ejercer. Finalizadas las gestiones por parte de la Policía Nacional, los tres detenidos fueron puestos a disposición del Juzgado de Instrucción de Guardia.