Una ambulancia del SAMU 061 en la calle Blanquerna. | PILAR MOG

1

El hombre fallecido en el trágico accidente laboral de la calle Blanquerna, era un electricista que estaba realizando trabajos en una vivienda en reforma. Según las primeras hipótesis de la investigación, a cargo del Grupo de Homicidios de la Policía Nacional, el trabajador contactó con su jefe alrededor de las 14.30 horas del pasado martes.

Noticias relacionadas

Sobre las 18.30 horas, familiares de la víctima notaron su falta y dieron la voz de alarma. A última hora de la noche de martes, acudieron al último lugar donde tenían constancia que había estado y se lo encontraron tendido en el suelo. Una ambulancia del SAMU 061 y varias dotaciones policiales se personaron en el lugar del suceso, pero no pudieron hacer nada por salvarle la vida. El facultativo desplazado tan sólo pudo certificar su muerte.

A falta de confirmación oficial por parte de los médicos forenses que practicarán la autopsia, el fallecido presentaba un golpe en la cabeza compatible con una caída desde una escalera. Se desconoce si el hombre sufrió una indisposición o parada cardiorrespiratoria que le provocara la pérdida de equilibrio.