Imagen de la pelea en las calles de Sevilla. | Twitter

0

La previa de la final de la Europa League en Sevilla está dejando numerosos desordenes en la ciudad hispalense. Una gran multitud de aficionados del Eintracht de Fráncfort y del Rangers de Glasgow, muchos de ellos sin entrada para el partido, se han desplazado a Sevilla para animar a sus equipos.

Desde este martes por la noche ya se han registrado varias pelea multitudinarias. Al parecer serían los aficionados alemanes los encargados de iniciar las trifulcas. En estas horas previas al partido se están viviendo momentos de mucha tensión y caos en las calles sevillanas:

Detenidos cinco hinchas del Eintracht

El primer incidente ocurrió el martes por la noche cerca de la Catedral de Sevilla cuando un grupo de 200 hinchas del Eintracht agredieron a seguidores del Rangers en la zona aledaña a la Catedral y efectivos policiales que estaban en la Plaza de San Francisco, a unos cien metros, intervinieron para disolver el tumulto y la pelea. Al observar la rápida llegada de las Unidades de la Policía Nacional, los hinchas alemanes salieron huyendo dirección al Paseo Colón, paralelo al río Guadalquivir, y golpearon en la huida a los seguidores del Glasgow Rangers y se enfrentaron a los agentes policiales que intentaban evitar la agresión a los seguidores escoceses.

En este momento, los hinchas alemanes empezaron a lanzar vidrios, bengalas y mesas contra los agentes de la policía y, al llegar a unos 100 metros de los bares situados en el Paseo de Colón con la calle Adriano, la policía había dispuesto líneas de contención y consiguió neutralizar de esta forma el incidente, disparando algunas salvas. El lugar de estos hechos es el mismo en el que se produjo un enfrentamiento entre hinchas del Eintracht y del West Ham inglés el pasado marzo, cuando estos equipos se enfrentaron respectivamente a Betis y Sevilla en los octavos de final de la Liga Europa. Como consecuencia de estos incidentes no hay que lamentar heridos graves, salvo un seguidor escocés con una contusión en la cabeza.