Agentes de la Policía Nacional durante la investigación de los hechos. | Policía Nacional

2

Los policías fueron conocedores de los hechos el pasado 9 de diciembre, cuando un empresario interpuso una denuncia en la que manifestaba que había contratado a una empresa para realizar unas obras y los trabajadores eran extranjeros en situación irregular que carecían de cualquier tipo de permiso de residencia y trabajo. El denunciante cesó toda actividad laboral con esta empresa y pagó los servicios prestados hasta la fecha a los propios trabajadores, cuando comenzó a sufrir amenazas por parte de la propietaria y el encargado de dicha empresa.

Los ahora detenidos exigían el pago de más dinero por los trabajos realizados y amenazaban a la víctima telefónicamente con ir a su domicilio y entrar a la fuerza en el mismo. Por ello, el denunciante comenzó a temer por él y por su familia. El Grupo I de la Ucrif de la Policía Nacional identificó y localizó a nueve de estos trabajadores, la mayoría de nacionalidad brasileña, a quienes se les tomó declaración como testigos de los hechos, los cuales manifestaron que se encontraban en situación irregular en España.

Debido a su situación de necesidad y con falsas promesas de legalizar su situación en España, se vieron obligados a trabajar sin contrato laboral, sin alta en la seguridad social, sin protección sociosanitaria o laboral, así como por un importe económico bastante inferior que al que se paga por dichos trabajos de construcción. Por todo ello, los agentes procedieron a la detención de ambas personas como presuntos autores de un delito de amenazas y otro contra los derechos de los trabajadores.