Responsables policiales y administrativos supervisaron la quema de la droga.

0

La Delegación del Gobierno en Baleares ha destruido este martes, en la planta incineradora de TIRME en Son Reus (Palma), una tonelada de droga procedente de operaciones realizadas el año pasado en las islas por la Policía Nacional, la Guardia Civil y las Policías Locales. Las sustancias incineradas este martes corresponden a unos 2.000 decomisos de expedientes judiciales, que suman unos 900 kilos, y a casi 25.000 decomisos de sanciones administrativas, que suman unos 100 kilos, y a cuya destrucción se ha procedido tras obtener la correspondiente autorización judicial. Desde la institución que dirige Aina Calvo han indicado en una nota que, en su mayor parte, alrededor del 80 % se trataba de marihuana y hachís, aunque también había otras sustancias como cocaína, anfetaminas, ketamina y heroína. Por islas, la droga decomisada procedía mayoritariamente de Mallorca, seguida de Ibiza, Formentera y Menorca, por orden de cantidad interceptada.

El año pasado, el 67 % de los decomisos de ketamina se produjeron en Eivissa y Formentera, mientras que entre el 70 % y el 80 % de las aprensiones de sustancias como la heroína, las anfetaminas o el MDMA tuvieron lugar en Mallorca. El porcentaje de droga decomisada en Menorca es muy inferior a la del resto de las islas, según los datos que maneja Sanidad Exterior, departamento se encarga de la gestión y el control de las sustancias estupefacientes procedentes del tráfico ilegal que son requisadas por las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad. En declaraciones a los medios, el Secretario General de la Delegación del Gobierno en Baleares, Ramon Morey, ha asegurado que este tipo de «ceremonias de incineración» sirve para valorar el esfuerzo de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado, de funcionarios de Vigilancia Aduanera de la Agencia Tributaria y de las Policías Locales en la lucha contra el narcotráfico. La Delegación del Gobierno ha destacado el trabajo desempeñado en las islas por las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado en la lucha contra el narcotráfico, una labor que desarrollan en colaboración con los funcionarios de Vigilancia Aduanera de la Agencia Tributaria y con los agentes de las Policías Locales.

El director del Área de Sanidad Exterior, Raúl Izquierdo, también ha supervisado la incineración de la droga en Son Reus, quien ha apuntado que «lo único que sorprende quizás es que pese a dos años de pandemia, no solo no baja la droga incautada sino que sube». «Es un tema para meditar», ha dicho Izquierdo, quien ha comentado que, como de costumbre, cada año se incautan nuevas sustancias pero que están poco extendidas, ya que simplemente se prueban. También han acudido al acto en Son Reus el Comisario Fernando Reboyras, y el Inspector Jefe, Fernando Corchero, de la unidad de Seguridad Ciudadana de la Jefatura de la Policía Nacional en las islas, y el Capitán Eduardo Herrero, de la Unidad Orgánica de Policía Judicial de la Guardia Civil en Baleares.