Un agente de la Policía Nacional traslada al detenido a los calabozos de la Jefatura Superior, en Palma. | Policía Nacional

3

Un hombre que se hacía pasar por policía para violar a mujeres en Palma se enfrenta a una condena de 16 años de cárcel. El acusado agredió sexualmente a una prostituta en un portal en noviembre de 2020 e intentó forzar a una joven en el interior de un coche en junio del año pasado. El Ministerio Público reclama que indemnice a la primera víctima con 20.000 euros por los daños morales y a la segunda con 3.000.

El primer caso ocurrió una tarde de noviembre de 2020. El procesado, español de 44 años, contactó por teléfono con una prostituta y concertaron una cita para verse en un portal de la calle Manacor. El hombre se presentó como agente de la Policía Nacional y la mujer, al ver que no quería ir al lugar elegido por ella para mantener relaciones sexuales, le dijo que no quería realizar ningún servicio. El procesado le recordó que era policía y que si se negaba tendría graves problemas. A continuación, según la versión de la Fiscalía, la introdujo en el cuarto de contadores de un edificio y la violó.

El hombre volvió a actuar sobre las 00.30 horas del 25 de junio de 2021 en la misma calle, donde abordó a otra mujer que estaba con su hermana paseando a su perro. La hermana de la víctima se paró a hablar con un vecino y la joven siguió caminando sola. El acusado se dirigió a ella tras activar un sonido en su móvil que simulaba ser una radio emisora similar a la empleada por los agentes de la policía y le preguntó si había comprado droga.

Desnudarse

El hombre le dijo que tenía que acompañarle a comisaría y que conduciría el coche de ella. Aparcó en la calle Eucalipto y le comentó que tenía que desnudarse, que iban a pasar un buen rato. La joven empezó a llorar y dio patadas al vehículo, lo que provocó que el asaltante se bajara del coche y huyera. La víctima pidió ayuda a la policía, que detuvo al agresor y el juzgado ordenó su ingreso en prisión. El acusado tiene antecedentes por dos agresiones sexuales en 1999 y 2014.