Imagen de los técnicos junto a los cuerpos de los animales. | Redacción Digital

0

Trece potros y dos yeguas han muerto al ser atacados por unos perros y precipitarse por un desnivel de 30 metros en el barranco de Les Milleres, en Escós, un pueblo del término municipal de Soriguera (Lleida). Los Agents Rurals de la Generalitat de Cataluña han explicado en dos tuits recogido por Europa Press que recibieron el aviso el martes y que un testigo aseguró que vio cómo unos perros asustaban y perseguían a los caballos.

El propietario y efectivos de los agentes rurales apartaron el jueves los cadáveres de curso del agua y este viernes los han retirado con un helicóptero y la colaboración del grupo de apoyo aéreo del cuerpo. Los agentes han asegurado que han localizado al dueño de los perros, que «voluntariamente ha manifestado su propiedad y la posesión de seguro». El propietario de los perros se ha puesto en contacto con el dueño de los caballos y las yeguas para hacerse cargo de los daños.