El procesado, en una sala de lo Penal de los juzgados de Vía Alemania. | Redacción Sucesos

9

Tomó la calle Josep Roig de Palma como si del circuito de Jerez se tratase. Conducía la tarde del 7 de febrero del año pasado una motocicleta Yamaha sin tener el carnet, en dirección contraria y saltándose varios semáforos en rojo. Eso no fue todo, ya que cuando un coche patrulla de la Policía Nacional le quiso dar el alto intentó darse a la fuga y colisionó con él instantes después.

Un juzgado de lo Penal ha condenado al acusado, de 26 años, a seis meses de prisión, a 62 días de trabajos comunitarios y a no poder conducir ningún vehículo en año y medio como autor de los delitos de conducción temeraria y sin permiso. Asimismo el joven deberá abonar 1.000 euros por los desperfectos en el coche policial.

El incidente tuvo lugar alrededor de las 17.00 horas. El procesado circulaba en sentido prohibido por la calle Josep Roig subido en la moto sin tener carnet. Varios testigos avisaron a la Policía Nacional, que de inmediato envió al lugar a una patrulla. En el momento que los agentes le dieron el alto, este siguió su camino. Se saltó varios semáforos en rojo e incluso circuló por las aceras, obligando a los viandantes a bajarse para no ser atropellados. Su huida acabó segundos más tarde al colisionar con el vehículo policial.

El procesado, defendido por el abogado Miguel Ángel Ordinas, reconoció los hechos y aceptó la pena de seis meses de prisión, 62 días de trabajos comunitarios y un año y medio sin poder conducir vehículos a motor. Además tendrá que pagar 1.000 euros los daños ocasionados al coche de la Policía Nacional. La pena quedó suspendida por un plazo de dos años siempre y cuando pague la responsabilidad civil antes de diez meses.