Imágenes del incendio. | R.S.

1

Agentes del Cuerpo Nacional de Policía se han hecho cargo de la investigación del incendio intencionado de un turismo en Son Gotleu. A falta de confirmación oficial, todo apunta a que no se trata de un pirómano dado que la propietaria del mismo ya ha sufrido daños de consideración en otro vehículo de su propiedad. En torno a las cinco de la madrugada del viernes, los vecinos de la calle Regal, en su tramo más próximo a la calle Indalecio Prieto, en Son Gotleu, se levantaron al escuchar una fuerte explosión. Se trataba del vehículo de una mujer, española de 56 años, que tiene fijada su residencia muy cerca de donde tenía el coche aparcado.

Rápidamente, los Bombers de Palma, Policía Local y Cuerpo Nacional de Policía se personaron en el lugar logrando sofocar las llamas y acordonando el perímetro. El fuego también alcanzó a otro coche que estaba estacionado junto al lado del vehículo donde se originó el incendio.

La víctima, mantiene desde hace un tiempo un enfrentamiento con una expareja suya, un hombre de unos 70 años. Un juzgado dictó una orden de alejamiento del varón que, unos días después, presuntamente incumplió y se le detuvo por un quebrantamiento de medida cautelar. Desde ese día hasta la fecha, la mujer ha llegado a interponer numerosas denuncias más por diversos motivos. La orden de alejamiento sigue en vigor. Recientemente, la mujer sufrió daños en un segundo vehículo.