La Policía Nacional descubrió el cadáver de la mujer en Manacor. | ALEX SEPULVEDA

3

Triste desenlace de una mujer, de unos 40 años de edad y nacionalidad española, que fue localizada sin vida en un domicilio de la calle Energi de Manacor. Los vecinos de la casa alertaron a los equipos de emergencia informando que llevaban varios días percibiendo un fuerte olor a podrido procedente de la casa de la fallecida. Es más, también comunicaron que habían tocado a la puerta en diferentes momentos del día sin recibir respuesta alguna. Rápidamente, agentes del Cuerpo Nacional de Policía se personaron en el lugar comprobando la veracidad de los hechos denunciados.

Tras intentar contactar telefónicamente con la moradora de forma infructuosa, se decidió alertar al propietario de la vivienda para que les abriera la puerta. Una vez dentro, encontraron a la mujer tendida en el suelo muerta. El cuerpo presentaba signos de descomposición y se comunicó el hallazgo al juez de guardia. El médico forense se desplazó hasta el domicilio donde, en una primera valoración del cadáver, estimó que la muerte se había producido hacía unos 15 o 20 días.

La fallecida no presentaba signos de violencia y se descarta la mano criminal. Era una persona que arrastraba problemas con las drogas desde hace años. Vivía sola porque tiempo atrás había perdido la custodia de su hija.