11

Las carreteras de Mallorca se han cobrado en apenas diez días cuatro víctimas mortales. Las tres últimas, este pasado domingo por la mañana tras un trágico accidente en la carretera que une las localidades de Artà y Can Picafort. A falta de confirmación oficial, la causa del siniestro fue un exceso de velocidad del coche en el que viajaban Javier, Edson y Jesús, que tenían entre 22 y 25 años, y que acabó estrellándose contra un árbol.

Una semana y media antes, el 25 de noviembre, Rafael, de 53 años, se dejaba la vida en la calzada de Andratx. El vehículo que conducía en dirección a Palma por el Cap Andritxol colisionó contra otros dos tras realizar un adelantamiento a una velocidad inadecuada, según fuentes próximas a la investigación.

Noticias relacionadas

El trágico balance de personas fallecidas en accidente de tráfico en las carreteras de Baleares asciende, tras estos últimas cuatro muertes, a 41. Estas cifras continúan por debajo, cuando quedan poco más de tres semanas para finalizar 2021, que las conocidas años atrás en situación de prepandemia. Según datos de la DGT, en 2018 perdieron la vida 53 personas en las vías isleñas, en 2019 las cifras se situaron en 49 y en 2020, en un año marcado por el confinamiento, perecieron 37 personas en accidentes de tráfico. En 2017 hubo 62 víctimas y en 2016, 56.

Capdepera y Artà, lugares de residencia de los tres últimos fallecidos, aún no se han hecho a la idea de lo ocurrido la mañana del domingo. El Ajuntament de Capdepera, donde vivía dos de los tres chicos, fijará este martes los días de luto por la muerte de dos de sus vecinos.